La polémica ha vuelto a la industria armamentística española tras los acontecimientos acaecidos en Arabia Saudí. Y es que el país árabe es uno de los países a los que España entrega más armas, habiéndose incrementado un 133% su exportación y superando a Egipto como mayor cliente de Oriente Próximo.
Un total de 270,2 millones por un avión de transporte, repuestos para aeronaves, aviones no tripulados, granadas de mortero, munición de artillería, etc. Prácticamente todo ello para la guerra que está manteniendo desde 2015 con Yemen, guerra por la cual está acusada de cometer crímenes contra la humanidad.

El conflicto de Arabia Saudí con Yemen, surgió por la alarma por el avance de los hutíes (un movimiento rebelde chií), que consideran que está apoyado militarmente por Irán, se lanzó una campaña militar aérea para restaurar al gobierno de Hadi la cual este ultimo pidió una intervención para recuperar la capital y eliminar la amenaza houti.

Pero la contradicción en la exportación de armas del Estado Español, es que el Ejecutivo no haya prohibido las ventas a Arabia Saudí, pero sí a países como Pakistán, Rusia, Irán y Libia.

Hay que subrayar que el primer cliente de España es Alemania, que ha superado en este último año a Gran Bretaña, con 1.213 millones en material de defensa. Y es que El estado español se ha convertido en el séptimo país que más armas exporta, tan solo detrás de Estados Unidos, Rusia, Alemania, Francia, China y Reino Unido.

Posts recomendados