Por

El Consejo de Gobierno ha aprobado las bases reguladoras y la convocatoria para la concesión de subvenciones a la inversión en centros de servicios sociales. Según ha señalado el portavoz foral Imanol Lasa, se trata de un nuevo conjunto de ayudas distribuidas en tres líneas de subvención: creación de nuevos centros, reforma de centros existentes, e inversiones en las sedes de las entidades del tercer sector social. En total, el ente foral invertirá 5,8 millones de euros para “mejorar y reforzar las infraestructuras para atender las necesidades sociales”, 2.750.000 en 2018, y 3.050.000 en 2019.

Las ayudas se repartirán de la siguiente forma: en 2018, se otorgarán 1.210.000 euros para la creación de nuevos centros, 1.210.000 para ampliar, reformar y/o adecuar centros ya existentes, y 330.000 para acometer inversiones en las sedes y delegaciones de las entidades del tercer sector social, en concreto aquellas que realizan actividades de tipo sociosanitario, socioeducativo, sociolaboral y otras. Para 2019, se han aprobado, para las mismas líneas de actuación, sendas partidas de 1.240.000 euros, y una de 570.000.

Podrán optar a esta convocatoria las entidades locales de Gipuzkoa, y las entidades públicas y privadas cuyo objeto o finalidad tenga relación directa con la actividad a desarrollar en el centro para el que se realiza la solicitud. En el caso de la creación de nuevos centros, se sufragarán la redacción de proyectos y las obras. En el de las reformas de centros ya existentes, se apoyarán las obras de habilitación de locales para la creación de nuevas sedes; las ampliación, reforma y/o adecuación a la normativa vigente; las de habilitación de locales por cambio de ubicación; las de mejora de la eficiencia energética del edificio; y la creación de unidades psicogeriátricas.

También se subvencionará el desarrollo de proyectos innovadores de incorporación de nuevas tecnologías que repercutan directa o indirectamente en una mejor atención a las personas usuarias de los diferentes centros de servicios sociales, y se incorporan criterios para la puesta en marcha de nuevos modelos de atención o de perfeccionamiento de otros poco desarrollados. La tipología de centros beneficiarios es variada -residencias, vivientas tuteladas, centros de atención diurna y nocturna…- y también las actuaciones a desarrollar, tales como la ampliación de espacios, la creación de nuevas plazas o las mejoras en accesibilidad..

Con este nuevo plan de inversión, la Diputación continúa adecuando la oferta de la red pública de servicios sociales de Gipuzkoa a la evolución de las necesidades sociales contemplando el equilibrio territorial, y mejorando la calidad de la oferta de servicios y prestaciones para “garantizar una atención adecuada a las necesidades de las personas que sea además lo más próxima posible a su entorno, tanto las de los mayores, las de quienes tienen alguna discapacidad, o quienes están en riesgo de exclusión”.

Según ha destacado el portavoz foral, la Diputación continúa avanzando así en el cumplimiento del Mapa de Servicios Sociales de Gipuzkoa, la herramienta de planificación que establece el despliegue del sistema de servicios sociales para cubrir la demanda prevista. Este sistema atiende a día de hoy a 30.000 personas, de ellas 20.000 son mayores; 1.500, menores; y tienen la tutela de otras 544. Además, el territorio dispone de 61 unidades residenciales para mayores, 31 unidades psicogeriátricas, y dos centros de unidades residenciales sociosanitarias, en los que se han creado en esta legislatura, en los que se han creado 178 nuevas plazas esta legislatura, y de 63 centros de día para mayores, en los que se han abierto 85 nuevas plazas a lo largo de estos tres años.

“El sistema de atención social de Gipuzkoa es constituye una de las herramientas más importantes para conseguir una sociedad igualitaria, alejada de exclusiones, en la que nadie quede atrás. Uno de nuestros rasgos distintivos, y al mismo tiempo fortaleza, es el de contar con nada menos que 4.500 asociaciones de voluntarios y voluntarias, la mayoría de ellas, en el ámbito social. Es un pilar que debemos cuidar y reforzar, con medidas como la que aprobamos hoy, y con otras destinadas a garantizar su sostenibilidad futura a través de Etorkizuna Eraikiz”, ha subrayado.

Visitas a Deskarga y Zubieta

En la misma comparecencia, Lasa ha reafirmado que el gobierno foral organizará próximamente sendas visitas con los responsables de los grupos políticos de las Juntas Generales para conocer in situ el progreso de las obras del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa y el tramo Antzuola-Bergara, “tal y como estaba previsto desde un inicio”. “Se trata de dos de las actuaciones más importantes de la legislatura. Con una de ellas concluiremos por fin la rotonda de Gipuzkoa y con la otra solucionaremos de forma definitiva y sostenible la gestión de los residuos”, ha indicado.

Para ello, los departamentos responsables de las dos obras, el de Infraestructuras Viarias y el de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, se pondrán en breve en contacto con los responsables de las respectivas comisiones en las Juntas Generales, con el fin de cerrar las fechas y los detalles de estas visitas, “con total transparencia”.

En cuanto a las declaraciones realizadas por responsables de Bildu y Podemos la semana pasada, ha recordado que toda la información relativa a la licitación y la adjudicación de estas obras está a disposición de la ciudadanía en la página web de la Diputación, y que en esa documentación pueden comprobarse cuáles son las condiciones laborales y las condiciones que deben cumplir las empresas adjudicatarias.

“Vamos a seguir velando por la dignidad de esas condiciones y por su cumplimiento en todos los servicios y obras adjudicados por la institución. Este gobierno foral ha ido más lejos que ninguno anterior en esta materia, aprobando códigos éticos y un manual de contratación que regulan aspectos como las condiciones laborales o la subrogación, y que incorporan mecanismos para controlar su que se garantizan. Estos documentos son de obligado seguimiento tanto para la institución como para empresas adjudicatarias y asociaciones que reciben subvenciones, por lo que no vamos a permitir que se ponga en duda nuestro compromiso sin base alguna”, ha concluido.

Posts recomendados